Depilación Láser

Depilación Láser

La depilación láser es una técnica utilizada para eliminar de manera definitiva el vello corporal.

Este tratamiento se realiza a través de un haz de luz, con una determinada longitud de onda e intensidad, emitida por un aparato láser.

Con el tiempo este mecanismo  ha ido evolucionando, convirtiéndose en el método de depilación más solicitado, tanto por hombres como mujeres.

 Debido a su excelente trabajo en la eliminación del vello de cualquier área del cuerpo, otorgando una increíble apariencia a la piel.

¿Cómo funciona?

La melanina (pigmento encargado del color del pelo) absorbe la energía lumínica del láser, la transforma en calor eliminando la  raíz el vello, sin ocasionar daños a la piel.

De ese modo quedan eliminadas las posibilidades que vuelva a crecer el pelo, pues se han destruido las células germinativas, responsables del crecimiento del mismo.

¿En cuánto tiempo se elimina el vello por completo?

El tiempo que se necesita para eliminar el vello definitivamente no se puede predecir con un número exacto, depende, en lo absoluto de cada caso individual.

Entre los factores que intervienen están los niveles hormonales, el color de la piel o el color del vello, puesto que las personas con un color claro en sus vellos tendrán que obtener una mayor cantidad de sesiones para alcanzar su meta.

Debido a la carencia de melanina, lo que dificulta la captación de la luz, pero no quiere decir que sea imposible.

Sin embargo podemos dar una media de sesiones de 5 a 8 que suelen funcionar a la mayoría de los pacientes.

Este tratamiento dependiendo del tipo de láser  se puede realizar en cualquier estación del año, respetando siempre las indicaciones preventivas que dicta el médico.

¿La depilación láser causa dolor?

Esa interrogante es común que surja ante la posibilidad de realizarse este tratamiento, pero la respuesta es relativa, ya que puede ocasionar una ligera molestia, pero nada que no se pueda soportar.

Es posible que el paciente experimente sensaciones de calor pero con una breve duración y tolerabilidad.

Sin embargo existe la posibilidad dependiendo del tipo de láser usar geles o aire frío para minimizar la sensación.

De igual manera se puede aplicar anestesia antes de iniciar  el proceso, esto aplica para personas con un nivel de sensibilidad muy alto.

¿Cuáles son los beneficios de la depilación láser?

Existen muchas ventajas, pero el principal beneficio de utilizar este sistema de depilación es la forma rápida en que se obtienen los resultados. 

Puesto que brinda una eliminación permanente del vello en un periodo de tiempo muy corto.

Además de la apariencia saludable que le otorga a la piel, evitando el maltrato o daño que pudiesen ocasionar otros métodos.

¿Qué hacer antes y después del tratamiento?

Antes y después de elaborarse un tratamiento de depilación láser, el paciente debe seguir de forma detallada las instrucciones que su médico le ha establecido, entre las pautas más importantes destacan las siguientes:

Antes de la sesión

No haber tomado el sol ni rayos UVA  por lo menos de 2 a 4 semanas antes, ya que el aumento de melanina puede producir manchas o quemaduras.

No usar la cera o las pinzas para depilarte un mes antes. Utiliza cuchilla o crema depilatoria. Con ello no eliminarás el vello de raíz. Esto es muy importante si quieres que el tratamiento sea eficaz.

Coméntale al especialista en el caso de que estés tomando algún tipo de medicación. Los tratamientos hormonales, tratamientos para el acné o algunos medicamentos son fotosensibles y pueden ser incompatibles con las sesiones.

Si has tenido herpes  o cualquier otro problema cutáneo poco antes del tratamiento, es importante comunícaselo al profesional.

No uses decolorantes de vello ni autobronceadores un mes antes de la sesión.

Informar si estás embarazada o crees estarlo, o si te encuentras en periodo de lactancia. Aunque hay muchas zonas de la piel que se pueden tratar estando embarazada, lo mejor es preguntarlo.

Después de la sesión

Usar una buena hidratación, se recomienda aloe vera puro o mezclado con mentol. Al ser un producto natural con propiedades calmantes, regeneradoras e hidratantes y al no contener alcohol ni parabenos, es ideal para la piel tratada con láser. Puedes aplicarla tres veces al día durante los dos o tres días posteriores al tratamiento.

No tomar el sol en unos 15 días después de la depilación láser.

Usar una protección solar con factor  alto antes de salir a la calle.

Abstenerse de usar maquillaje, ya que podría irritar la piel. Después de algunos días, puedes utilizarlo sin problema alguno.

No uses desodorantes con alcohol durante varios días.

No  utilices la sauna o piscinas con agua caliente hasta que pasen 24 horas.

Entre sesión y sesión utiliza una cuchilla o crema depilatoria. Recuerda nunca arrancar el vello de raíz.

Después del tratamiento tendrás vello durante unas dos semanas. El pelo se caerá solo poco a poco o estará  más fácil para retirar al momento de rasurar, expulsando el folículo piloso. Es importante acudir siempre a una clínica especializada con profesionales cualificados y buenos aparatos, que garanticen un tratamiento eficaz.