Blefaroplastia sin cirugía

Cada vez son más las personas interesadas en realizarse tratamientos estéticos que puedan corregir la caída de los parpados, con estos tratamientos lo que logramos es darle una mayor expresividad a la mirada.

Seguramente, esta es la razón por la que la blefaroplastia se ha convertido en uno de los tratamientos más buscados en todo el territorio español, encontrándose en tercera posición entre todas las cirugías plásticas.

Y no es difícil imaginarnos el porqué de esto, pues podríamos decir que la mirada es el principal rasgo de expresión en el ser humano, por lo que resulta normal que nos preocupe que su apariencia le permita tener la mayor capacidad de expresividad posible.

Aun con toda la popularidad con la que cuenta la blefaroplastia, debido a sus efectivos resultados y los múltiples estudios que se le han dedicado, cada vez son más los pacientes que en su lugar, prefieren realizarse la blefaroplastia sin cirugía.

Esto, se debe a que tiene resultados muy similares y que se dan sin tener que someter al paciente a un proceso tan invasivo como lo es el de una cirugía plástica. Además, es un tratamiento reversible con una duración de entre cinco y diez años.

Soy la Dra Angela Chamorro, Especialista en Medicina Estética y miembro activo de la SEME. Mi principal objetivo es tu salud y comodidad, y mantenerte al tanto de los tratamientos estéticos que decidas realizarte.

Por eso, te explicaré con detalle todo lo que necesitas saber acerca de la blefaroplastia sin cirugía, y las ventajas que presenta frente a otros tratamientos con objetivos similares.

¿Qué es la blefaroplastia sin cirugía?

La blefaroplastia sin cirugía es uno de los procedimientos más populares dentro de la medicina estética. Su objetivo principal, es eliminar los excesos de piel que sobran en el contorno de los ojos, incluyendo tanto a los parpados superiores e inferiores, como a las pequeñas arrugas que se forman con el movimiento de la mirada.

La blefaroplastia es una de las técnicas más efectivas en el mundo de la medicina estética, y se trabaja a través del Plasma Pen. Un dispositivo que funciona a partir del plasma de la materia, generando pequeñas descargas de electrones que lograrán una pequeña quemadura superficial que elimina la piel sobrante, este dispositivo generará micro heridas sin el riesgo de lesiones ni cicatrices.

Aunque su principal objetivo es mejorar el aspecto de la mirada, esta técnica puede ser utilizada para eliminar las arrugas que llegan a producirse en otras partes del cuerpo, como el contorno de los labios, en la frente o en el cuello. Sin embargo, la mayor efectividad del tratamiento se ve en el contorno de los ojos, por lo que es la zona que más se recomienda tratar.

Una técnica novedosa para eliminar arrugas

No es un tratamiento para el que se necesite una intervención quirúrgica y mucho menos una larga recuperación, el procedimiento podrá ser completado en una sola sesión y los resultados comenzarán a ser visibles el mismo día, pero tendrá que pasar al menos un mes para que se puedan apreciar los resultados finales del procedimiento.

Si bien la blefaroplastia sin cirugía es una muy buena alternativa para mejorar el aspecto de la mirada, está pensada para corregir pequeñas imperfecciones, sobre todo causadas por la edad.

Así que no será 100% efectiva para aquellos pacientes que busquen un cambio muy drástico, aunque sí que podrán tener una mejoría estética muy notable.

¿Cuál es el procedimiento especifico de la blefaroplastia sin cirugía?

Este tratamiento médico estético no cuenta con mayores complicaciones, por lo que su procedimiento tiende a ser muy simple y de una duración muy corta. No suele superar la hora y media.

El proceso para el que debes estar preparado si decides realizarte este tratamiento es el siguiente:

    1. Estudio fisionómico del paciente: previo al tratamiento, se debe realizar un estudio del paciente a partir del cual se podrá identificar las necesidades de este
    2. Proceso de hidratación: para dar inicio al tratamiento, tendremos que someter  la zona que vayamos a tratar a un proceso mediante el cual se mejore su elasticidad e hidratación, de esta forma los resultados finales del procedimiento serán más duraderos y eficaces.
    3. Crema anestésica: podrá ser aplicada una crema anestésica en la zona específica a tratar para realizar este procedimiento. Este tratamiento es indoloro, pero puede generar pequeñas molestias en los pacientes, quedará a disposición del paciente la aplicación de la crema anestésica.
    4. Utilización del Plasma Pen: cuando la zona a tratar se encuentre debidamente preparada, el profesional podrá proceder con el dispositivo generador de plasma sobre las zonas específicas a tratar.

¿Qué cuidados se deben tener tras una blefaroplastia?

Aunque se trata de una técnica estética poco invasiva, hay algunos cuidados que se deben tener en cuenta después de su realización:

  • Tendremos que evitar la luz solar directa en la zona al menos durante las primeras 48 horas posteriores a la realización del tratamiento.
  • Es importante mantener muy bien higienizada la zona en la que nos hayamos realizado el tratamiento, lavándola con agua al menos 3 veces al día, y utilizando antisépticos por lo menos durante los primeros 7 días posteriores al tratamiento.
  • Evita el uso de maquillaje hasta que terminen de desaparecer por completo las costras.
  • No te expongas a altas temperaturas durante las primeras 72 horas (saunas, duchas calientes, baños turcos…)
  • Aplicar cremas hidratantes, preferiblemente recomendadas por el profesional médico a cargo del procedimiento.
  • Tener un muy buen cuidado de la piel ante el sol aplicando siempre un buen bloqueador solar y utilizando gafas de sol al salir durante los primeros 3 meses posteriores al tratamiento.

Visita mi web para más información sobre este y otros procedimientos: www.drangelachamorro.com